1 comentario

  1. …………en ese momento tronó la frase más temida por todos : “Tenemos que hablar”.
    Y fue, efectivamente, el inicio de un largo silencio.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *