Presentación.

De pequeña decía que cuando fuera mayor sería poetisa; después quise ser maestra, y luego, ya no quería ser mayor.

Esos deseos los he cumplido un poco y han ido conformando la Nohemí de hoy que, después de unos años de tener la pluma en paro, ha retomado su actividad.

Gracias a «Un cuarto propio» y a Silvia Nanclares por ayudarme a engrasarla.

Y gracias a todos vosotros y vosotras por vuestra lectura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.