Sexo débil: Conjunto de mujeres

Pilar Zamora es Alcaldesa de Ciudad Real; pero es también madre, hija, abogada, militante, vecina, compañera, amiga, …. y sobre todo una mujer fuerte. Este es su texto para conmemorar el Día Internacional de las Mujeres 2017.

Recuerdo que uno de los primeros libros que tuve en mis manos siendo una niña fue un diccionario. Nada más aprenderte el alfabeto, empieza la aventura de hojear ese libro, normalmente con un gran número de páginas, que te dice lo que significan las cosas.
Al principio parece no tener demasiada importancia, incluso en nuestra mente infantil buscamos el significado de las típicas palabras que consideramos tabú. Pero todo lo que nos sucede nos marca, y para nada es gratuito el uso del lenguaje y cómo conforma conciencias. Por eso necesitamos revisar lo escrito y lo que algunos, normalmente hombres, han dicho que significa el ser mujer. Volvamos al colegio y a las páginas de nuestro diccionario. Uno bueno -como decían nuestros padres-, el de la Real Academia Española, y leamos qué es una mujer y un hombre, en algunas de las acepciones que nos enumera:
-Mujer de gobierno: mujer de su casa. Criada que tenía a su cargo el gobierno económico de la casa.
-Mujer pública: prostituta.
-Hombre público: que tiene presencia e influjo en la vida social.
-Mujer de la calle: normal y corriente. Prostituta que busca a sus clientes en la calle.
-Hombre de la calle: Persona normal y corriente.
-Mujer del partido: Prostituta.
-Mujer mundana: Prostituta.
-Mujer fatal: que ejerce sobre los hombres una atracción irresistible que puede acarrearles un fin desgraciado. Además estas mujeres se agrupan en algo que según el diccionario se llama sexo débil, y así lo define: sexo débil: conjunto de las mujeres. Y la curiosidad de un niño o una niña que hojea su diccionario sin duda haría que buscásemos la letra “d” de débil para ver que tienen en común las mujeres para agruparse.
Y aquí está, DÉBIL: “De poco vigor o de poca fuerza o resistencia. Que por flojedad de ánimo cede fácilmente ante la insistencia o el afecto. Escaso o deficiente, en lo físico o en lo moral”.
“M” de mujer, “S” de sexo y “D” de débil y ya tenemos definida de manera simplista, machista y desigualitaria lo que somos las mujeres. En la cabeza quedan palabras como criada, prostituta, escasa de fuerza, floja, deficiente y fatal, sobre todo para los hombres.
Nuestra lucha feminista empieza aquí, en la educación, en una educación en valores que no creen estereotipos que dañen. Y es necesario ya un gran pacto de Estado por la educación, como paso necesario para llegar a ese gran pacto de Estado contra la violencia de género.
No se respeta aquello que no valoramos, no se remunera igual el trabajo de quien no valoramos, no se escucha igual, no se ama igual y lo que es más grave, quitamos la vida a quienes no valoramos.
Este año cuesta separar el día 8 de Marzo del día 25 de Noviembre. El número de mujeres, niños y niñas asesinados en este año retumba en nuestras cabezas cada día a todas horas. Hay mucho por lo que luchar: brecha salarial, corresponsabilidad, ocupar puestos de responsabilidad y de toma de decisión… Pero para que esto se lleve a cabo no puede haber NI UNA MENOS.
Ni débiles, ni flojas, ni fatales, ni prostitutas. Personas libres e iguales en la construcción de un mundo mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *