Poesía.

21 de marzo, Día Mundial de la Poesía

Hoy la he visto en los ojos tristes de un viejo que gastó las palabras, y ahora, solo mira pasar un día tras otro sabiendo que ya nada será nuevo. La vi al mirar sus manos con los ojos aguados para evocar quién fueron, en su cabello cano, y en su mirar perdido.

He visto a la poesía en la pelea de niños cargados de razones contrarias para el final de un juego. Sus profundos motivos les llevaron al grito, y un grito frente a otro hicieron un poema de fuerza inmensurable. A esta elegía de infancia siguió espontáneamente, de forma inevitable, una nueva tonada al ritmo de otro juego con razones comunes.

He visto la poesía en un hombre llorando por un amor perdido pese a vivir rodeado de amores más sencillos. La he visto al mismo tiempo en la mujer que espera que le alcancen migajas de un cariño que nunca había pedido.

Y la he visto en suspiros andando por las calles, montándose en los coches, caminando al mercado, huyendo de las guerras, evitando el olvido. La he visto entre las prisas, en ruidos e ignorancias, en el dolor ajeno y en risas compartidas. La encontré en los olores que han vivido conmigo y en los que me llegaron viajando de otras tierras. La observé estremecerse al encontrar amigos y temblar de tristeza en casa de mediocres. La he visto retratarse y no reconocerse. La vi evitar a aquellos que ignoran que ella existe.

La he visto en tantos sitios, y ser tan diferente, que le abrí mis ventanas, … puede vivir conmigo.

1 comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *